Proteger la identidad digital y la privacidad en línea de niñas y niños para el Día de Internet Segura 2020

Compartimos nota del sitio oficial del SID – Día Internacional de Internet Segura

El 11 de febrero es el Día de Internet Segura (SID) 2020 y es cuando se unen millones en todo el mundo, para inspirar un cambio positivo en línea. El lema de la campaña, «Juntos por una Internet mejor», es un llamado a la acción para que todas las partes interesadas se unan y desempeñen su papel en la creación de una Internet mejor para todos y todas. 


En los primeros tiempos de Internet, la mayoría de los y las usuarios/as solían sentirse protegidos y anónimos detrás de sus pantallas. Pero desde que las empresas de informática comenzaron a recopilar cada vez mayores cantidades de información personal sobre sus usuarios/as, los riesgos asociados a la protección de la identidad digital son tremendamente mayores. Este es el caso, en particular, de los niños, niñas y jóvenes de hoy en día: para una cuarta parte de ellos/ellas, sus huellas digitales empiezan antes de que nazcan, y sus padres/madres comparten imágenes de ultrasonidos en línea, como informa The Atlantic.

Es innegable que la big data está mejorando la vida cotidiana de muchas personas, y que seguirá haciéndolo en un futuro próximo. Sin embargo, la acumulación de cantidades gigantescas de información personal sobre todos/as y cada uno de nosotros/as -incluso aquellos que pueden optar por mantenerse alejados de las plataformas en línea- también plantea graves problemas de seguridad, como el daño a la reputación en línea, el robo de identidad, el chantaje y la extorsión, la publicidad agresiva en línea, el acoso, el spear phishing, por citar sólo algunos.

Por lo tanto, es crucial que todos las y los interesadas/os desempeñen su papel para asegurar que aprovechemos al máximo la era de los grandes datos. Esto solo puede lograrse mediante un esfuerzo de múltiples actores, con el objetivo de aumentar la conciencia sobre el tema de la identidad digital y establecer un marco adecuado para proteger la identidad de los niñas, niños y jóvenes en Internet.

Consejos para padres, madres y cuidadores/as.

Muchos padres, madres y cuidadores/as comparten los éxitos, las travesuras y los momentos tiernos de sus hijos e hijas en sus redes sociales, suponiendo que enorgullecerse de vez en cuando es bastante inofensivo. Sin embargo, los niños/as rara vez consienten que sus padres/madres compartan información personal sobre ellos/ellas en Internet; algunos/as son incluso demasiado jóvenes para ser conscientes de ello. Esto puede causar resentimientos en el futuro, pero más allá de eso, también expone a niños y niñas a mayores amenazas a su privacidad. Según un estudio realizado en los Estados Unidos y publicado por The New Yorker, para 2030, el uso compartido de información representará dos tercios de los casos de robo de identidad.

Además de replantearse la forma en que comparten la información sobre sus hijos e hijas en línea, los padres, madres y cuidadores/ras también pueden adoptar diversas medidas para proteger su identidad digital. Una de ellas es educar a los niños sobre la identidad y la privacidad en línea y los riesgos asociados, contraseñas sólidas, compartir en exceso en los medios sociales, correos electrónicos sospechosos, etc. Esto debería ir de la mano de la participación en diálogos significativos con los niños y niñas sobre sus límites en línea, estableciendo reglas de acuerdo con ellos: ¿qué pueden compartir? ¿Con quién pueden hablar? ¿Qué plataformas pueden utilizar? En este último punto, es extremadamente importante que las personas adultas revisen las políticas de protección de datos y ajusten la configuración de la privacidad de las aplicaciones y plataformas que sus hijos e hijas utilizan y las actualicen con frecuencia.

Consejos para profesores y educadores

No podemos asegurar que todas las familias tengan el reflejo de hacer que sus hijos e hijas sean conscientes de las posibles preocupaciones relacionadas con la privacidad y la identidad en línea, y de enseñar las mejores prácticas al respecto. Es por esto que los y las educadores/as y los y las trabajadores/as sociales desempeñan un papel fundamental para garantizar que el mayor número posible de niños y niñas reciba una educación adecuada sobre el tema. Además, las escuelas deberían reflexionar sobre la forma en que sus políticas pueden repercutir en la identidad digital de sus alumnos y alumnas (por ejemplo, la práctica de mantener un blog con fotografías tomadas en clase para que padres y madres las vean) y adoptar medidas apropiadas para garantizar que se respete y proteja su derecho a la intimidad.

Recomendaciones para representantes de la industria y autoridades

En noviembre de 2019, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Niña cumplió 30 años. En esta ocasión, Henrietta H. Fore, directora ejecutiva de UNICEF, dirigió una carta abierta a los niños y niñas del mundo en la que, entre las ocho razones por las que está preocupada por su futuro, enumera la protección de la huella digital, diciendo que «la era de los llamados ‘grandes datos’ (…) tiene potenciales impactos negativos en su seguridad, privacidad, autonomía y futuras elecciones de vida». Esto demuestra que la protección de los datos y la identidad de los niños y niñas en línea se ha convertido en una preocupación social de suma importancia.

Las autoridades en todo el mundo tienen la responsabilidad de garantizar la existencia de marcos jurídicos sólidos que protejan la privacidad de los menores en línea, de permitir una educación adecuada en materia de derechos digitales a los niños niñas y jóvenes en las escuelas y de organizar campañas de sensibilización pública sobre la importancia de la privacidad de los niños y niñas en línea, así como de responsabilizar a las empresas tecnológicas por la forma en que recogen y manejan los datos personales de sus usuarias/os, especialmente los y las menores de edad.

Al mismo tiempo, las empresas tecnológicas deberían limitar pura y simplemente los datos personales que recogen sobre los niños y niñas, y desarrollar más productos de privacidad. Las empresas tecnológicas no pueden confiar en un enfoque basado en el consentimiento del niño/niña (o de los padres/madres) para que se recopilen sus datos, cuando sus términos y condiciones son muy a menudo indescifrables para la mayoría de los/las usuarios/as. Como dijo Henrietta H. Fore en su carta abierta, «los términos y condiciones de privacidad en las plataformas de medios sociales a menudo son apenas comprendidos por las personas adultas con un alto nivel de educación, y mucho menos por los niños y las niñas». Un análisis de The New York Times, mostró que muchas políticas de privacidad de los medios sociales requieren un nivel de comprensión de lectura que excede el del estudiante universitario promedio, lo que significa que muchos usuarios, especialmente los muy jóvenes, probablemente están consintiendo cosas que no pueden entender completamente».

Los y las invitamos a todos a unirse al movimiento y a desempeñar su papel para una mejor Internet, en el Día de Internet Segura.

Encontrarás más información en www.saferinternetday.org, una plataforma de la comunidad mundial en línea en la que los países y las organizaciones internacionales muestran los eventos y las acciones que llevan a cabo a nivel local, nacional e internacional para el Día de Internet Segura.

Fuente: https://www.betterinternetforkids.eu/web/portal/practice/awareness/detail?articleId=5587696